A la lubina Rufina no tiene nadie quien le escriba

A la lubina Rufina no tiene nadie quien le escriba

Cerca del Faro de Sant Sebastià (Palafrugell) existe un recoveco en la costa donde habita la lubina Rufina. De pequeña, y nadie sabe cómo, llegó ahí, y ahí se quedó. Y está sola. Los demáscompañeros son de otras razas y no se entiende con ellos. Incluso tiene la sensación de que la desprecian. Solamente recuerda que cuando nació, tuvo que nadar muchas millas para llegar a donde ahora vive. Y percibe que no es mejor sitio que de donde proviene.

Por ser como es, y por comportarse cono se comporta, nadie la acepta en su manada. También es verdad que ella, por un exceso de respeto, le cuesta romper la barrera de la integración, pero la verdad es que no sabe cómo hacerlo. Esta completamente sola, y nadie se acuerda de ella. Esta es la vida, la dura vida, de la lubina Rufina


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.